top of page

Cómo hacen las corporaciones para responder a los retos de la educación

Carina Cárdenas, gerente de comunicaciones en laboratorios Bagó y Matías Szapiro, gerente de asuntos públicos y gubernamentales de ExxonMobil estuvieron el el auditorio de Ticmas hablando del compromiso por la educación.


Matías Szapiro, gerente de asuntos públicos y gubernamentales de ExxonMobil y Carina Cárdenas, gerente de comunicaciones en laboratorios Bagó (Agustín Brashich/Ticmas).


En el auditorio de Ticmas, durante la Feria del Libro de Buenos Aires, se llevó a cabo el panel titulado “Hay futuro: el compromiso por la educación”. Contando con la participación de Carina Cárdenas, gerente de comunicaciones en laboratorios Bagó, licenciada en Ciencias de la Comunicación con un posgrado en ITBA y además trabajó en YPF LUZ, junto a ella estuvo Matías Szapiro, gerente de asuntos públicos y gubernamentales de ExxonMobil.


Al iniciar el panel, Patricio Zunini, moderador del encuentro, resaltó el perfil de Szapiro en LinkedIn, donde dice: “soy un directivo muy proactivo y centrado en resultados, capaz de liderar con éxito equipos de alto rendimiento”, por tal motivo, la charla comenzó enfocándose en la medición del impacto social y comunitario que generan ExxonMobil y Laboratorios Bagó. Szapiro destacó la complejidad de medir el impacto en áreas “soft” de las corporaciones, subrayando la importancia de la interacción directa con las comunidades beneficiarias. Como un método efectivo para evaluar la percepción y necesidades comunitarias, mencionó la realización periódica de encuestas y trabajos de campo, los cuales han permitido adaptar y mejorar los programas ofrecidos.


Colocando como ejemplo que ExxonMobil considera la educación como un pilar fundamental tanto a nivel global como en Argentina, lo que ha llevado a la empresa a interactuar directamente con la comunidad. A través de esta interacción, se identificó que el deporte era una necesidad importante para la comunidad. En respuesta, la compañía integró el deporte a sus programas existentes, los cuales ya estaban enfocados en educación, salud y el empoderamiento femenino. Cinco años después de implementar esta iniciativa deportiva, un estudio realizado en la comunidad mostró una alta valoración de este enfoque. Este ejemplo subraya la importancia del contacto directo con miembros de la comunidad para entender y atender sus necesidades.


La interacción con la comunidad es clave para medir el impacto social y comunitario que generan (Agustín Brashich/Ticmas).


Por su parte, Carina Cárdenas continúo la conversación, profundizando en la estrategia de escucha activa de Bagó hacia diferentes segmentos comunitarios. Este enfoque se materializa a través de encuestas de materialidad, parte del reporte anual de sustentabilidad de la empresa, que busca entender cómo la comunidad percibe el aporte de Bagó y cuáles son las expectativas futuras. Cárdenas señaló particularmente el apoyo de Bagó a carreras científicas y médicas, reflejando el compromiso de la empresa en contribuir a la formación de profesionales en áreas críticas para el desarrollo y bienestar social.


El diálogo abordó también la integración de tecnología y educación como eje de desarrollo comunitario. Szapiro ilustró cómo ExxonMobil ha incorporado alianzas estratégicas, como con Ticmas, para ampliar el acceso a la educación y la tecnología en comunidades remotas, teniendo un impacto significativo en la localidad de Rincón de los Sauces, una ciudad ubicada en el noreste de la provincia de Neuquén, mediante programas de robótica. Esto se enmarca en un esfuerzo por generar sinergias con otros socios y proyectos que potencian la calidad educativa y su relevancia para el futuro laboral y social de los jóvenes.


Prácticas profesionales

Carina Cárdenas compartió la experiencia de Bagó en la incorporación de estudiantes al mundo profesional a través de las Actividades de Aproximación a la Práctica Profesional (ACAP), resaltando el valor de esta inmersión temprana en el ambiente laboral para el desarrollo de habilidades y la orientación vocacional de los jóvenes.


El panel resumió no solo el compromiso de ambas corporaciones con el desarrollo educativo y el bienestar comunitario, sino también la importancia de adaptar los esfuerzos corporativos (Agustín Brashich/Ticmas).


El debate extendió su mirada hacia la interacción directa de ambas empresas con las comunidades cercanas a sus operaciones, especialmente en el ámbito de la educación y respuesta a necesidades locales, destacando programas de visitas educativas y el seguimiento activo para la resolución de problemáticas comunitarias.


Finalmente, la cuestión de equidad de género se abordó como un desafío presente en varios sectores, donde tanto ExxonMobil como Bagó están implementando iniciativas para promover una mayor inclusión de mujeres en campos tradicionalmente dominados por hombres, reconociendo el valor de la diversidad y la igualdad de oportunidades como pilares para el desarrollo y la innovación.


Este encuentro “Hay futuro: el compromiso por la educación” resumió no solo el compromiso de ambas corporaciones con el desarrollo educativo y el bienestar comunitario, sino también la importancia de adaptar los esfuerzos corporativos a las necesidades y expectativas reales de las comunidades, a través de un enfoque basado en la escucha activa, la medición de impacto y la implementación de soluciones innovadoras que respondan a los desafíos contemporáneos de la educación y el desarrollo social.


Nota publicada en Infobae.


1 visualización0 comentarios

Comments

Rated 0 out of 5 stars.
No ratings yet

Add a rating
bottom of page